FIESTA  DE  LAS  CABAÑAS
SUCOT
ARTICULO TOMADO DEL LIBRO: LA LUZ DE LA VERDAD
AUTOR:  ROBERTO YPARRAGUIRRE MEDINA

PRIMER ANCIANO TEOLOGICO DE LA
ASOCIACION ISRAELITA EVANGELICA DEL NUEVO PACTO
EDICION 1998 © DERECHOS RESERVADOS
ESTA PUBLICACION ES DE LA
ASOCIACION  ISRAELITA EVANGELICA DEL NUEVO PACTO
EN LA PARTE LITERAL

La Fiesta de las Cabañas, era la última presentación que el pueblo Israelita hacia al finalizar el año, tal como  
dice
Dt. 16: 16. Tres veces al año se presentará todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios, en el lugar que
El escogiere, en la PASCUA, en EL PENTECOSTES, y LAS CABAÑAS.
Las Cabañas era la última solemnidad
al finalizar el año, llamada la fiesta de las cosechas, la fiesta de los frutos, la fiesta del amor, la fiesta de la  
alegría y finalmente la fiesta de los sacrificios, era una fiesta muy importante para todo Israel.
Dt.16: 13-15.
Y te alegrarás en tus fiestas solemnes, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva el levita, el extranjero, el huérfano,  
y la viuda, que está en tus poblaciones,
era una fiesta de verdadera alegría con todas las personas  
mencionadas,
compartían las grandes bendiciones, que Dios les había dado durante el año, por haber  
guardado los mandamientos de Jehová Dios
Dt. 11:13-15.

La Fiesta de las Cabañas se celebra el 15 del mes séptimo, se llama la fiesta de SUCOTH, es fiesta de otoño  
en el hemisferio norte, es la
fiesta de las Enramadas, Tabernáculos. Es la época de las primeras lluvias y se  
le llama la temprana, que en el calendario Gregoriano es a fines de Setiembre o comienzo de Octubre, a
esta lluvia se le llama temprana en el sentido literal,
pero no profética, es la primera lluvia en el testimonio  
de Jesús, pero no en el espíritu de profecía,
esto debe quedar bien claro para no equivocarnos. Estamos  
estudiando las cabañas en el sentido LITERAL, por eso debemos comprender que esta lluvia literal es para
hacer producir la tierra en el nuevo año,
en las fiestas de la Cabañas el pueblo se presentaba ante su Dios,
para entregarle su gratitud, por haber sido reconciliados con su Dios y haber, recibido las bendiciones
abundantes durante el año, y ellos se sentían muy felices en las Cabañas.
Es la fiesta mas grande de todo
el año, cuando todo Israel se reunía en el lugar que El había escogido, todos contentos y felices se  
presentaban para adorar a Jehová Dios, y alegrarse como
pueblo especial de Dios, era el pueblo monoteísta  
adorador de un sólo Dios verdadero;
OYE Israel, Jehová nuestro Dios, Jehová uno es, Dt.6: 4. Y amarás a  
Jehová tu Dios de todo tu corazón de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Dt.6: 5.

En la Fiesta de Cabañas hay 9 puntos muy importantes para estudiarlos y son los siguientes:
1 La fiesta de los Sacrificios Nm.29: 12-39
2 La fiesta de la Cosecha de los frutos de la tierra. Ex.23: 16 p.p
3 La fiesta del Fin del Año. Ex.23: 16. P.P
4 La fiesta de los Siete días Lv.23: 39
5 La fiesta del Recuerdo de haber vivido en cabañas en el desierto Lv.23: 42,43
6 La fiesta de la Alegria y felicidad. Lv.23: 4, Neh.8: 15
7 La fiesta de la Unión con Dios Lv.23: 35
8 La fiesta de la Bendición de Dios en el nuevo año. Nm.6: 22-26
9 La fiesta del Amor de Dios con su pueblo. Dt.6: 5, 4:5-8.

Estos 9 puntos son muy importantes de estudiarlos para darnos cuenta de lo importante que era la  
celebración de la Fiesta de las Cabañas, todo Israelita debía presentarse para la celebración del SUCOTH,
así mismo hoy en el tiempo presente, el verdadero pueblo de Dios que se llama ISRAEL, debe guardar esta  
fiesta en el tiempo señalado por Dios, viviendo en cabañas por el período de siete días con gozo y alegría.

LA FIESTA DE LOS SACRIFICIOS

La celebración de la Fiesta de las Cabañas, venía acompañado de muchos sacrificios de animales y  
vegetales en
Lv.23: 36,37. Los siete días ofreceréis ofrenda encendida a Jehová y también había libaciones  
de vino en cada ceremonia.
Todo este sistema de sacrificios cruentos e incruentos habían sido puestos en  
esta solemnidad por causa del pecado, hasta el tiempo de la reforma, es decir hasta que venga la realidad,  
por eso Pablo dice en
He.10: 7,9. Holocausto y sacrificios de Expiaciones no te agradaron cosas que se  
ofrecen según la ley, entonces dije:
He aquí que vengo, oh Dios para hacer tu voluntad, como en el rollo
del libro está escrito de mi, quita lo primero para establecer lo postrero, cuando dice quita lo primero, se  
refiere al sacrificio de animales y vegetales porque algún día llegarían a su fin, es decir los sacrificios, pero  
no la solemnidad porque
la solemnidad es de adoración a Jehová Dios. Esto debe quedar bien claro, porque  
algunos entienden mal las escrituras, diciendo que Cristo anuló la solemnidad de las Cabañas con su
muerte, y esto no es cierto,
lo que anuló Cristo es el sistema de sacrificios de animales y vegetales, esto  
esta bien claro,
cuando dice quita lo primero para establecer lo postrero, lo postrero es Cristo la realidad  
misma
poniendo fin a todos los sacrificios, Dn.9: 27.

A la fiesta de las Cabañas se le llama fiesta de los sacrificios, porque en ella se mataban muchos animales,  
Nm. 29:12,39. Se sacrificaban en total durante la fiesta 71 Becerros, 15 Carneros, 105 Corderos y 8 Machos  
Cabríos, en total
199 animales, todo esto venía acompañado de ofrendas de harina amasada con aceite y
sus libaciones de vino; esto era el ritual y la ceremonia que acompañaba a la celebración de la fiesta de las  
cabañas durante sus 8 días, por eso se le llama la fiesta de los sacrificios.

La fiesta de las Cabañas, no es rito, es fiesta de adoración a Jehová Dios que venía acompañando de ritos
y ceremonias,
esto sí es cierto, y esos ritos y ceremonias es lo que Cristo clavó en la cruz cuando el murió,
y desde ese momento cuando Cristo dijo CONSUMADO está Jn. 19:30. Todo el sistema de sacrificios de  
animales y vegetales llegaron a su parte final porque
Él es el verdadero sacrificio perfecto. Durante cuatro  
milenios se había venido predicando el evangelio por medio del Santuario y su servicio, los sacrificios de
animales y vegetales, y los servicios de los sacerdotes, y el Sumo sacerdote que se hacía en el Santuario.
Todo era el evangelio de las buenas nuevas de salvación para el hombre, por eso Pablo dice en He. 4:2. A  
ellos también se les evangelizó anunciando las buenas nuevas, pero no les aprovechó el oír las palabras;
por no ir acompañado de fe en lo que oyeron ni en lo que hacían,
el sabio dice en Pr.9: 3-6. Venid, comed
mi  pan y bebed del vino que yo mezclé, se refiere a todo el conjunto de enseñanzas de los sacrificios de  
animales y vegetales con aceite y vino, que todo en si formaba una metáfora o misterio de Dios, para  
enseñar la verdadera doctrina que el pueblo Israelita debía practicar y aprender, que desdichadamente no  
alcanzó a disernir lo que había en ello.
Y es por eso es que tropezaron en la piedra de tropiezo, Is.28: 16,
Ro.9: 31,32.

El SUCOTH, fiesta de cabañas, era la fiesta de los sacrificos, el primer día de la fiesta era Sábado anual
podía caer en cualquier día de la semana, pero era Sábado de no trabajar.
El pueblo se reunía en Jerusalén  
para la celebración de esta fiesta, todos alegres y felices, con sus sacrificios de animales y vegetales de la  
siguiente manera, para ofrecerlo como holocausto, la palabra holocausto significa todo quemado; esto
quiere decir que
todo Israel se entregaba totalmente a su Dios por medio del holocausto.

SACRIFICIOS DE ANIMALES y VEGETALES EN LAS CABAÑAS

                                                            Becerros Carneros Corderos Cabríos
                                               1   Día      13              2               14           1
                                               
2   Día      12              2               14           1
                                               
3   Día      11              2               14           1
                                               
4   Día      10              2               14           1
                                               
5   Día       8               2               14           1
                                               
6   Día       8               2               14           1
                                               
7   Día       7               2               14           1
                                               
8   Día       1               1                 7           1
                                                                -------------------------------------------
                                                               
71             15             105           8

Todos estos sacrificios venían acompañado de ofrendas vegetales aceite y vino,
nos preguntaremos ¿ Por
qué todo esto?
, la respuesta es, era la forma de enseñar al pueblo el verdadero plan de salvación para el  
hombre,
era la manera de evangelizar, traer las buenas nuevas de salvación, por medio de este misterio o  
metafóra, como son los sacrificios de animales y de la harina, del aceite y también el vino, todo esto tiene
un significado, una enseñanza, que ya la iremos explicando a su debido tiempo, pero es muy interesante  
estudiar
todo esto que a simple vista parece sin importancia, pero contiene verdades sorprendentes para  
nuestros tiempos.
Por eso estudiar las Cabañas en la parte literal nos ayudará para poder comprender mejor en la parte  
espíritual, por eso Pablo dice:
en parte conocemos y en parte profetizamos, 1Co.13: 9. Hay cosas que  
conocemos pero hay otras cosas que no las conocemos,
en la fiesta de Cabañas vamos a conocer cosas
sorprendentes porque ya el tiempo de nuestra salvación está cerca,
Ro.13: 11. Estudiar la fiesta de
Cabañas por medio de los sacrificios de los animales, es para darnos cuenta,
como el pueblo se entregaba
a su Dios enteramente.

LA COSECHA DE LOS FRUTOS DE LA TIERRA

La fiesta de las Cabañas era la fiesta del fin de año, cuando todo el pueblo de Israel había terminado de  
cosechar los frutos de la tierra y
el Señor les dice: me haréis FIESTA y lo encontramos en Lv.23: 29. Se le  
llama la fiesta de la cosecha de los frutos de la tierra, se le llama también la fiesta de la siega, los frutos de
tus labores, la fiesta de fin de año, después de haber recogido los frutos de la tierra,
Ex.23: 11. Es aquí  
cuando comienza la fiesta de las Cabañas, la
fiesta de alegría por haber tenido una buena cosecha al
finalizar el año, y esa alegría se demostraba porque todos subían a Jerusalén al lugar donde se
encontraba el Templo de Jehová, y todos juntos como una sola familia comenzaba la fiesta de la cosecha
de los frutos que la tierra había dado abundante.
El pueblo era agradecido a su Dios por haber recibido sus
bendiciones durante el año.

La fiesta del
SUCOTH, comenzaba con un día sábado, día de descanso para todo el pueblo, nadie debía  
trabajar todos se reunían en Jerusalén, y daban gracias a su Dios por haberles dado las dos lluvias, la  
temprana y la tardía a su tiempo,
Dt.11: 14,15. Se sentían tan felices porque los frutos de la tierra habían
sido abundantes al finalizar el año y por eso comenzaba la fiesta de alegría para todo Israelita, una alegría  
muy inmensa por la cosecha de los frutos de la tierra.
Era maravilloso ver los graneros llenos de los frutos,  
los alfolí llenos de alimentos todo esto era motivo de gozo y alegría para los padres, para los hijos para las  
viudas, para el huérfano, para el pobre, para el extranjero, todos compartían las bendiciones del Padre
Eterno era la gran fiesta del año, la fiesta de la cosecha de los frutos que la tierra había dado y era  
maravilloso ver tantos frutos bendecidos de Jehová el Dios de Israel,
por eso el pueblo se gozaba con
mucha alegría por tener un Padre tan bueno por haber hecho producir la tierra.

y Jehová habló a Moisés diciendo; habla a los hijos de Israel y diles:
a los quince de este mes séptimo será  
la fiesta solemne de los Tabernáculos a Jehová,
Lv.23: 33,34. Esta fecha era motivo de la cosecha final, era  
para adorar a Dios y darle gracias por todo lo que había hecho por ellos, los había cuidado, los había  
protegido, había bendecido su pan y su agua y había quitado toda enfermedad de en medio de ellos,
Ex.23: 25. Y por eso comenzaba esta fiesta de Cabañas, de alegría, el 15 del mes séptimo. Era Sábado, día  
solemne para todo Israel,
día de la cosecha final y la alegría era inmensa de poder estar en la presencia de
su Dios en el SUCOTH,
primer día de Cabañas, ISRAEL era feliz en esta fiesta de Cabañas.

La Asociación Israelita Evangélica del Perú, enseña y practica esta fiesta, en su tiempo señalado por su
Dios
Lv.23: 37,4. Creemos que el mismo mandamiento que Dios dio a su pueblo en el tiempo pasado, es el  
mismo mandamiento para el tiempo presente, y por lo tanto tenemos que obedecer al Señor, no importa
que el cristianismo lo rechace diciendo que no tiene ningún valor, no importa que digan que Cristo ya lo  
clavó en la cruz, no importa que digan que es una ley anticuada;
todo esto es mentira. El verdadero pueblo
de Dios se identifica por guardar las siete solemnidades con sus 8 Sábados de Lv.23: 1- 44.
Por eso debe  
guardarse las fiestas de las Cabañas, porque es una fecha de adoración al verdadero Dios creador del cielo
y de la Tierra, y
todos los que aman a Dios jamás despreciarán las Cabañas, porque la fiesta de la cosecha
de los frutos de la tierra eran abundantes, y son las mismas bendiciones que hoy en día Dios nos da, en  
nuestros diferentes trabajos. El bendice las obras de nuestras manos, por lo tanto debemos reconocer
esas bendiciones y celebrar la fiesta de la cosecha de los frutos de la Tierra, hoy en día para gloria de Dios
y para la felicidad del pueblo Israelita del tiempo presente. Si lo hacemos no solamente recibiremos  
bendiciones materiales, sino también las
espírituales.

LA FIESTA DEL FIN DEL AÑO

A la fiesta de las Cabañas se le llama fiesta del fin de año ó salida del año, después de haber trabajado en
los campos sembrando la tierra y aprovechando las lluvias que Dios les daba,
Dt.28: 12. Te abrirá Jehová
su buen tesoro, el cielo para enviar lluvias a tu tierra en tu tiempo, y para bendecir toda obra de tu mano,
esta era la promesa de Dios si es que guardaban sus mandamientos, y muy en especial la fiesta del fin del  
año: las CABAÑAS.
La lluvia que el Señor ofrece es la lluvia literal para hacer producir la tierra y las
primeras lluvias venían en el otoño, en el mes séptimo. A esta se le llama la temprana, porque servía para  
preparar la tierra y luego sembrarla, es algo muy importante comprender y alcanzar a disernir que esta
lluvia es literal,
porque aquí estamos estudiando el  testimonio de Jesús, y no el espíritu de profecía,
porque testimonio de Jesús es una cosa, y espíritu de profecía es otra, el testimonio de Jesús era antes
que el pecado entrara en nuestro planeta Tierra, los MOEDIMS o fiestas eran sólo para adorar a Dios en sus
fechas señaladas, ninguna fiesta tenía profecía, por toda la eternidad se hubiera guardado estas fiestas  
solemnes en adoración al Padre Eterno,
pero como nuestros primeros padres cometieron pecados,
entonces estas misma fiestas solemnes llegaron a ser espíritu de profecía,
¿Por qué? porque Dios puso en  
cada solemnidad una profecía un ministerio de Cristo, y el tenía que cumplir cada profecía en su tiempo  
debido hasta sacar al hombre a imagen de su creador.
Por esta razón la fiesta del fin del año: las CABAÑAS,  
es muy importante celebrarlo tal como Dios nos enseña en su Palabra de VERDAD y a su tiempo debido  
comprenderemos los grandes misterios que tiene esta solemnidad,
por eso dice guardaréis la fiesta de la  
cosecha del fin de año, Ex.23: 16 U.P. cuando ya se recogían los frutos de la tierra.

LA FIESTA DE CABAÑAS ES LA FIESTA DE LOS SIETE DIAS

Habló Jehová a Moisés, diciendo: Habla a lo hijos de Israel y diles; a los quince días de este mes séptimo  
será la fiesta solemne de las CABAÑAS a Jehová por SIETE DIAS,
Lv.23: 33,34.

De manera que la fiesta de las Cabañas es la fiesta de los siete días, esto es muy importante, no más no  
menos, tenía que ser exacto.
Los siete días eran totalmente de fiesta, y el pueblo tenía que estar presente  
en esta fecha solemne y nadie debía faltar, y
si algunos faltaban perdían el privilegio de estar con su Dios,
gozándose, alegrándose, y no recibía las bendiciones en el nuevo año de su vida,
y esto podríamos  
considerarlo como algo muy terrible: perder la oportunidad de estar con Dios, sólo por no guardar la fiesta
de los siete días.
La fiesta de los siete días era indispensable para todo el pueblo Israelita; Dios les había  
dicho siete días me hareis fiesta,
era una orden directa que venía de de Jehová de los Ejércitos, para que
su pueblo obedezca y guarde esta fiesta de los siete días con mucho gozo y alegría,
Dt.16: 14.

La fiesta de los siete días comenzaba el quince del mes séptimo, de Tishri, y el primer día quince era
Sábado no importa el día, lo que importa es la fecha tenía que ser el quince, porque el quince era el  
encuentro de Dios con su pueblo Israelita, para comenzar la fiesta del SUCOTH o la fiesta de la cosecha,  
fiesta de gran alegría,
todo el pueblo estaba feliz, completamente feliz, pues la cosecha había sido muy  
buena, los frutos de la tierra habían sido abundantes, de manera que Dios les ordenaba que tengan una
fiesta de siete días;
por eso se dice la fiesta de las Cabañas son las fiestas de los siete días, que el pueblo
lo celebraba con gozo y mucha alegría.

SUCOTH, es la fiesta de las Cabañas, y se celebraba en el otoño en el hemisferio norte en Palestina, era la  
fiesta del fin de año, la fiesta de los siete días
Lv.23: 41; y le haréis fiesta a Jehová por siete días cada año,  
sera estatuto perpetuo por vuestras generaciones; en el séptimo lo haréis.
Esta es la órden de Jehová Dios  
y esta órden no fue solamente para el tiempo pasado, es también para el tiempo presente, todo el que
quiere pertenecer al verdadero pueblo de Dios, tiene que guardar la fiesta de las Cabañas, porque el que no  
lo hace o no lo practica no esta siguiendo al Dios verdadero y no podrá ser salvo, ni tener parte en el reino,  
porque está desobedeciendo al Señor y no quiere practicar la fiesta de los siete días,
el número siete
es el número perfecto, lo completo, y Dios quiere que su pueblo tenga un gozo perfecto completo al  
encontrarse con su Dios, el quince primer día de Cabañas, por eso
la fiesta de Cabañas de los siete días,
este es el misterio de Jehová que muy pronto será realidad, para la felicidad de todo el pueblo Israelita
verdadero.
Pero mientras viene esa realidad todo el pueblo Israelita debe subir para adorar a Jehová su
Rey,
Zac.14: 16. Subirán de año en año a celebrar la fiesta de los Tabernáculos la fiesta de los siete días  
porque
a las familias que no suban a celebrar los siete días de fiesta no vendrá sobre ellos lluvias,  
naturalmente que aquí nos está hablando de la lluvia material para regar la tierra;
son las bendiciones de  
parte de Dios para que la tierra produzca lo necesario para la vida del hombre y así llegar a ser SANTIDAD
A JEHOVA, por guardar la fiesta de los siete días.

Esta fiesta de los siete días hoy en día hay que ponerlo en práctica, y sólo los verdaderos adoradores están  
obedeciendo al Señor,
los verdaderos israelitas del tiempo presente estan guardando esta fiesta de las
CABAÑAS, que dura siete días llenos de gozo y alegría,
y por encontrarse con Dios y comenzar un nuevo  
año, una nueva vida.

LA FIESTA DE CABAÑAS, ES EL RECUERDO DE HABER VIVIDO EN EL DESIERTO

Todo Israel vivirá en cabañas por siete días. Lv.23: 42. Esto quiere decir que durante la fiesta de los  
Tabernáculos ningún Israelita debía dormir en su casa, tenía que hacer su cabaña para vivir en ella durante  
toda la fiesta, porque ellos eran peregrinos en el desierto viajando hacia la tierra prometida.
Este mandamiento de parte de Dios era en forma directa para los Israelitas carnales decendientes de  
Abraham,
para que recuerden como es que el Señor los cuidó durante los cuarenta años en el desierto, por  
eso dice claramente en
Lv.23: 43. Para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo  
habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios;
por esta razón  
muchos creen que la fiesta de las Cabañas sólo son para los judíos o israelitas carnales, esto no es cierto
porque las fiestas de las cabañas no es propiedad de ellos, es fiesta de Jehová, Lv.23: 37.
Pero si el pueblo Israelita del tiempo pasado lo practicaba, y como ellos vivieron en el desierto cuarenta  
años, para ellos cada año sería un recuerdo del cuidado que Dios había tenido durante este lapso de
tiempo, pero esto no quiere decir que en el tiempo presente se desprecie esta solemnidad, al contrario
hoy  
más que nunca se debe practicar obedeciendo a Dios en esta solemnidad para demostrar la verdadera
forma de adorar a Dios en espíritu y en verdad y al mismo tiempo debemos darnos cuenta también que el  
pueblo israelita espiritual del tiempo presente es peregrino en este mundo, y para demostrar que somos  
peregrinos debemos vivir en cabañas cada año demostrando nuestra fe, que pronto llegaremos a la tierra  
prometida,
pero para el pueblo Israelita del tiempo pasado vivir en cabañas eran un recuerdo de lo que
ellos habían pasado, del dolor el sufrimiento la incomodidad y otras cosas más, por eso era un recuerdo
vivir en cabañas.

LA FIESTA DE CABAÑAS ES LA FIESTA DE LA ALEGRIA

Las Cabañas era la fiesta de la alegría, era muy diferente a todas las demás fiestas, todas las fiestas tenían
su valor en las enseñanzas para el pueblo Israelita, cada una en su lugar, pero las Cabañas era algo
especial, era una fiesta netamente de alegría al finalizar el año,
pues las bendiciones de Dios habían sido  
abundantes, las cosechas, los frutos de la tierra se habían recogido en abundancia, de manera que todo el  
pueblo está tan feliz, y comenzaba la fiesta de la alegría para todo Israel,
por eso debemos entender bien
que la fiesta de las Cabañas es la FIESTA DE LA ALEGRIA.
El pueblo estaba feliz de haber sido limpiado en
el gran día de las Expiaciones, como ya lo hemos explicado anteriormente ya no tenía antecedentes que lo  
acuse de sus pecados, todos estaban limpios para encontrarse con su Dios, el quince del mes séptimo.
Ellos habían sido perdonados durante el año por medio de los sacrificios de los animales y vegetales, y en
el día diez del mes séptimo habían sido limpiados en el Santuario Terrenal, de manera que todo esto
era  
motivo para  comenzar la fiesta de la alegría, y la alegría debía ser completa por eso dice siete días harás  
fiesta a Jehová tu Dios, Lv.23: 34; era la fiesta de la alegria para todo el pueblo, el pueblo volvía a tener paz  
con su Dios
la reconciliación había sido hecho por medio de Azazel, él llevó el pecado y ya no había
pecado en el Santuario, todo era paz, por eso comenzaba la fiesta de la alegría.

Esta fiesta de la alegría comenzaba con un día sábado, día de descanso para todo el pueblo israelita, era  
Sábado anual y podía caer en cualquier día de la semana, pero en esta fecha quince de Tishri comenzaba la  
gran fiesta, la fiesta de la alegría, el primer día era muy significativo porque era el primer día de las ramas,
el pueblo salía al campo a recoger las ramas de los árboles hermosos, ramas de palmeras, ramas de
árboles frondosos y sauces de los arroyos,
Lv.23: 40 y también el olivo, el arrayan, Neh.8: 15. Con todas  
estas ramas que traía el pueblo del campo hacían sus cabañas y vivían en ellas por siete días comenzando
la fiesta de las enramadas, la fiesta de la alegría que el pueblo tenía con su Dios.
Hay algunas preguntas que nos podemos hacer: ¿Por qué era fiesta de alegría?, ¿Por qué duraba siete
días?, ¿Por qué se utilizaban distintas clases de ramas?.
En el sentido literal ya hemos explicando el
porque, pero en la parte espíritual ya llegará el momento de darle una explicación a cada una de ellas,
lo  
importante es notar que era la fiesta de los frutos de la tierra, la tierra había dado sus frutos, y por esos
frutos se realizaba la fiesta de la alegría para todo Israel,
Lv.23: 39.

A esta fiesta se le agregó un octavo día, y en este día el pueblo recibía una bendición especial, con la cual  
finalizaba esta gran fiesta de la alegría.
Lv.23: 41,42.

La Asociación Israelita Evangélica del Nuevo Pacto, está celebrando la fiesta de Cabañas, la fiesta de la
alegría
desde el año 1942, saliendo al campo a un lugar especial y con ramas de sauces y palmeras nos  
alegramos con nuestro Dios
por siete días, y nos quedamos a vivir en nuestra cabaña hasta finalizar la
fiesta
y el octavo día también, recibimos la bendición de nuestro Padre Celestial. El verdadero seguidor de  
Cristo, el que ha creído en su nombre, y el hombre que le ha aceptado como su salvador humildemente  
tendrá que guardar esta fiesta de las Cabañas, fiesta de la alegría y nunca la rechazaría,
porque si la
rechaza estará demostrando todo lo contrario es decir su creencia no es verdadera,
porque Cristo dijo  
claramente, si me amaís guarda mis mandamientos ordenanzas y decretos, porque esta es la única manera  
de demostrar que amamos a Dios, cuando vamos a gozar con nuestro Dios en la fiesta de las Cabañas,
y en  
esa fiesta aprenderemos a conocer los grandes misterios y secretos que nuestro Dios tiene para este  
tiempo, y Él quiere que lo conozcamos.

LA FIESTA DE CABAÑAS, ES LA UNION CON DIOS

La fiesta de SUCOTH ó Cabañas, es la fiesta de la unión con Dios, y se realizaba al finalizar el año. Todo  
había terminado, las cosechas de los frutos de la tierra habían sido recogidos; el Santuario había sido  
limpiado con la sangre de los inocentes animalitos, el pecado había desaparecido para siempre según el  
simbolismo, el pueblo estaba limpio de pecado, se había hecho la paz con Dios, y todo era felicidad, era la  
unión con su pueblo Israelita en esta gran solemnidad de las Cabañas, por eso se le llama la fiesta de
la unión de Dios con su pueblo para comenzar un nuevo año; en verdad esta
era la fiesta más grande para  
todo Israel, y por eso Dios había ordenado que le hagan fiesta por siete días, el gozo y la alegría tenia que
ser perfectos, porque el número siete significa perfección, y todo esto nos demuestra que algún día la
unión con nuestro Dios será perfecta,
pero mientras llege ese día, seguiremos guardando la fiesta de las  
Cabañas, porque es la fiesta de la unión con Dios.

Escrito está en
Os.3:5, Después volveran los hijos de Israel y buscarán a Jehová su Dios y a David su
Rey; y temerán a Jehová y a su bondad en el fin de los días,
cuando dice al fin de los días se refiere a los  
postreros días, los últimos años de la historia de nuestro planeta Tierra cerca del fin del mundo y el
regreso de nuestro Señor Jesucristo.
Es aquí cuando aparece el pueblo Israelita espiritual en todo el
mundo, con un mensaje especial, porque este pueblo buscará a Jehová su Dios
y buscar a Jehová,
significa volver a la verdadera doctrina a las verdaderas enseñanzas sin adulterar, es decir sin quitar ni  
añadir.
Ap.22: 18,19.

Este pueblo se levanta para guardar las siete solemnidades de Jehová Dios de Lv.23: 1- 44. Y entre ellas
está la
solemnidad de las Cabañas, porque es la solemnidad de la unión con Dios, y que se debe celebrar
por siete días con mucho gozo y alegria, y esta
es la fiesta que debe guardarse tambien hoy en día.

Esta fiesta solemne de la UNION DE DIOS CON SU PUEBLO, es la fiesta que los llamados cristianos se han
olvidado porque está escrito en
Is.4: 1. Echarán mano de un HOMBRE SIETE MUJERES en aquel tiempo,  
diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente
permítenos llevar tu nombre.
Realmente esta enseñanza debe llevarnos a pensar, este hombre es Cristo y  
las siete mujeres son las iglesias del cristianismo,
¿Qué han hecho ellas?, solamente llevan el nombre de  
iglesias cristianas, pero no siguen la doctrina de Cristo y es bueno recordar que Él no a traído una nueva  
doctrina como algunos piensan.
Nuestro Maestro lo dijo claramente en Jn. 7:16, mi doctrina no es mía, sino  
de aquel que me envió, pues la verdadera doctrina la encontramos en el PENTATEUCO, o cinco libros de  
Moisés, que se hallan en el Antiguo Testamento,
de manera que si queremos seguir la verdadera doctrina  
tenemos que seguir las enseñanzas que en ella encontramos, y
en ella dice que se deben guardar las
siete solemnidades de
Lv.23: 1- 44. especialmente la solemnidad de las Cabañas, la fiesta de los siete días,  
porque esta fiesta es la UNION DE DIOS CON SU PUEBLO ISRAELITA. En el tiempo pasado el pueblo
guardaba esta solemnidad y
en el tiempo presente el verdadero pueblo de Dios, los verdaderos israelitas  
guardarán estas solemnidades para poder tener el conocimiento de lo que es servir a DIOS, porque a
Dios hay que servirle como Él quiere y no como nosotros queremos,
y Él quiere que guardemos sus
fiestas solemnes,
Dt.16: 16.

Estimado lector, a llegado el momento de darle el verdedero valor a las enseñanzas que vienen de Dios, y  
hay que rechazar las que vienen del hombre, porque
Pedro dijo claramente, hay que obedecer a Dios
antes que al hombre,
He. 4:19. Esto es cierto hay que rechazar toda religión que viene del hombre, pero si  
hay que seguir la verdadera doctrina de Cristo y esta verdadera doctrina la encontramos en el Antiguo  
Testamento,
Dt.5: 29.

LA FIESTA DE CABAÑAS, ES LA BENDICION DE DIOS EN EL NUEVO AÑO

La fiesta de las Cabañas es la fiesta del reconocimiento de las bendiciones de Dios durante el año, el
pueblo Israelita tenía que tener presente que Jehová los había bendecido dandoles la vida, la salud y la  
fuerza para trabajar por eso les dice en
Dt.8: 17,18. Y no digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi
mano me han traído esta riqueza, sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque Él te da el poder para  hacer las  
riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.
Teniendo en cuenta  estas
bendiciones presentes al celebrar la fiesta de las Cabañas,
Dios les ofrecía bendecirlos en el nuevo  año,
siempre y cuando cumplan lo que esta escrito en
Dt.10: 12,13, y Dios les promete darles la lluvia a su
tiempo para que la tierra produzca los frutos en abundancia y al finalizar el año tengan una buena cosecha,
 
Dt.11: 14,15. Por eso las Cabañas es la fiesta de la bendición de Dios en el nuevo año, y que el pueblo
nunca debía olvidarse de celebrar esta fiesta en el tiempo señalado para así poder recibir las bendiciones  
prometidas
Dt.28: 6.

El SUCOTH, Cabañas se comenzaba a celebrar el quince del mes séptimo, esta fiesta era la fiesta del fin de  
año, y en este nuevo año Dios prometía darles bendiciones abundantes, por eso se llama la fiesta de las  
bendiciones de Dios en el nuevo año,
para todo Israel era muy importante esta fiesta porque ellos  
demostraban su alegría delante de Jehová su Dios por siete días, con ramas de árboles frondosos,
palmeras, sauces y otras ramas más, finalizando con un octavo día que era Sábado y recibiendo la
bendición del fin de año,
de igual manera el pueblo Israelita del tiempo presente al celebrar esta fiesta  
recibirá las bendiciones para un nuevo año, por eso las cabañas nadie debe dejar de obedecerlas.

LAS CABAÑAS ES LA FIESTA DEL AMOR DE DIOS CON SU PUEBLO

Dios es amor, Dios ama a su pueblo porque así esta escrito en Jer. 31 :3, con amor eterno te he amado, y
ese amor eterno se manifestó en las Cabañas, con esa fiesta de siete días llenos de gozo y alegría con  
sauces, palmeras y arrayan,
el arrayan tiene cuatro clases de flores: blancas, bayas, negras y azuladas,
todo esto es muy significativo y formaba parte de la alegría delante del Señor, las Cabañas es la fiesta del  
encuentro de Dios con su pueblo israelita en esta gran fiesta solemne que duraba siete días.
Se le llama la  
fiesta del amor también porque todos podían compartir las bendiciones de Dios: los pobres, las viudas, los
huérfanos, el extranjero y los levitas.
La fiesta hacía olvidar todo, y sólo había alegría y felicidad para todo  
Israel, por eso a la fiesta de las cabañas se le llama la fiesta del amor de Dios con su pueblo, la felicidad
más grande para todo Israelita.

En este tiempo presente hay un pueblo esparcido por todas las naciones del mundo, que está volviendo a  
levantar en alto la bandera de la verdad porque tiene la Ley y el Testimonio, cuando digo Leyes porque  
enseña de acuerdo a los cinco libros de Moisés, y cuando digo Testimonio es porque guarda las siete
solemnidades de Jehová Dios.
Lv.23:1-44. y no rechaza ninguna de sus leyes porque son Leyes de amor,  
Dios es amor, y todas sus Leyes son de amor para la felicidad y bienestar de su pueblo y este  pueblo es
el único en el mundo y se llama Israel.
Por eso Dios le dice tu eres un pueblo santo, Jehová tu  Dios te a  
escogido para ser un pueblo especial más que todos los pueblos y no por ser los mejores, sino más bien
por ser los más insignificantes sobre la Tierra.
Dt.7: 6,7.

Israel es el pueblo bendito de Dios, el primogénito, el linaje escogido, real sacerdocio, nación santa; pueblo
adquirido por Dios para que anuncie las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable,
1 P.2:9.

Este pueblo es el pueblo Israelita espiritual que está practicando la solemnidad de las Cabañas, porque es
la fiesta del amor del encuentro con su Dios,
es el verdadero pueblo que tiene las señales para poder  
reconocerlos en cualquier parte del mundo, y esas señales son: guardar las siete solemnidades de
Lv.23:1- 44. con sus ocho Sábados solemnes, por eso es el primogénito, el primero entre todas las iglesias  
porque tiene el verdadero nombre que Dios mismo ha puesto ISRAEL,
Gn.35:10. Este pueblo viene con el  
espíritu de Elias, celoso de las Leyes de Dios, viene a enseñar la verdadera doctrina, la verdadera forma de  
adorar a Dios enseñando a no despreciar las Leyes de Jehová Dios, y a este pueblo se le llama Reparador
de Portillos, y restaurador de calzadas,
Is.58: 12.

Su misión es enseñar todas las Leyes benditas y gloriosas de nuestro Padre Eterno que esta en los cielos,  
que hoy en día el cristianismo lo rechaza, pero este pueblo ISRAELITA, le da el valor que se merece a
todas las Leyes, porque así esta escrito en
Dt.30: 16. El que ama a Dios tiene que guardar sus
mandamientos porque es la única manera de demostrarlo,
por eso este pueblo ISRAELITA del tiempo  
presente obedece a su Señor guardando las siete solemnidades, y entre ellas la gran solemnidad de las  
Cabañas, porque es la fiesta del amor de Dios con su pueblo al finalizar cada año de vida,
y el que quiere  
pertenecer al verdadero pueblo de Dios, digo al verdadero, tiene que conocer a este pueblo y formar
parte de este pueblo, porque
este pueblo ISRAELITA, es el único que enseña LA LUZ DE LA VERDAD, y
nada más que la verdad sin quitar sin añadir,
Dt.4: 2. todo para gloria de Dios y el beneficio para todo
aquel que OYE, este pueblo hoy en día es como el Arca de NOE, y el que no entra a este pueblo sufrirá lo
que dice en
Ap.16: 1.
AMEN.