PRIMERO   DE   MES
“Y será que de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar  
delante de mi, dijo Jehová.”
                                                                   Isaías 66: 23
De lo escrito en este texto, podemos decir que hay momentos importantes para los seres  
humanos que quieren acercarse a
Dios; ya que El está requiriendo la presencia física de sus  
hijos en
momentos exactos, en la que los que desean estar en comunión con El, deben de IR  
para estar delante de El
, con un propósito fijo y definido, cual es, el de ADORARLO.

Por lo que podemos decir, que las reuniones de mes en mes, y de sábado en sábado,  
constituyen
días de ADORACIÓN, en las que el hombre, como ser creado, debe de rendirse
ante la presencia de su creador, Dios.

El Eterno quiere y desea que sus criaturas lo adoren cuando El lo determina y lo ordena  y no  
cuando el hombre antojadizamente lo fija de acuerdo a su mejor parecer
, esto seria, andar en los  
caminos del hombre mas no en el camino que Dios ha fijado para toda la humanidad. Este es el  
motivo principal por el que
el hombre se ha alejado de Dios porque no quiere guardar los días  
fijados en forma directa por Dios y mas bien el ha antepuesto sus propias fechas
de acuerdo a
su disponibilidad de tiempo y a su voluntad.

El texto de la referencia dice,
VENDRA, dice el Señor, es decir que nosotros debemos IR, la  
pregunta seria
¿A dónde? Se podría decir con facilidad, lo que dijo Jesús en una oportunidad  
“donde estén dos o tres reunidos en mi nombre, ahí estaré yo en medio de ellos”
Mateo18: 20.
y se diría que esto nos faculta a hacer una reunión en esas fechas en cualquier lugar, y que si  
bien es cierto esto puede ocurrir, solo tendría valor en casos de fuerza mayor, enfermedad por  
ejemplo, no es la regla general, porque a estas reuniones se tienen que convocar para que la  
congregación se reúna y que mejor que hacerlo que
en la casa de oración del Señor es decir,  
debemos de reunirnos
en un lugar establecido y dedicado a la adoración a Dios; el apóstol Pablo  
nos exhorta a “no dejar de congregarse como algunos tienen por costumbre...”
Hebreos10: 25. y  
es así como el pueblo de Dios tiene que reunirse en forma unánime
en la casa de adoración del  
Señor, con el firme propósito de alabar y adorar a Dios.

Será que de mes en mes y de sábado en sábado; sabido es que el sábado es una día especial  
para Dios y lo ha dado al hombre para que sea un día festivo y desde el principio quedó  
establecido como un día de reposo “y acabo Dios en el séptimo día su obra que hizo, y reposo
el día séptimo de toda su obra que había hecho. Y bendijo Dios al día séptimo y lo santificó  
porque en el reposó de toda su obra que había Dios creado y hecho”
Génesis2: 2-3. el único día  
al que Dios dió desde en principio, una preeminencia sobre los otros días es
el séptimo que  
viene a ser el día sábado y dice que Dios a éste día lo bendijo: es decir lo ensalzó y lo consagró  
al culto divino y lo santificó, es decir, lo dedicó y lo hizo venerable con la finalidad de que el  
hombre en ese día se dedicara neta y exclusivamente a la adoración a Dios
; esto lo encontramos
también como
uno de los mandamientos expresos en el decálogo, hay que tener muy presente  
que es la ley de Dios, como los otros mandamientos que nos prohíben: adorar ídolos, robar,  
matar, adulterar, a los cuales nosotros tratamos de obedecer, el cuarto mandamiento nos dice:  
“acuérdate del día sábado para santificarlo: seis días trabajaras, y harás toda tu obra; más el  
séptimo día será sábado para Jehová tu Dios: no hagas en el obra alguna, tu, ni tu hijo, ni tu hija,  
ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que esta dentro de tus puertas: porque en  
seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las tierras que en ellos hay, y reposó
en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día sábado y lo santificó”
Exodo20: 8-11. a este  
mandamiento también debemos obedecerlo.

El mandamiento comienza con la palabra
ACUERDATE, y esto significa que lo debemos de tener  
siempre presente en nuestra mente todos los días de la semana
de tal manera que cuando  
llegue este día lo dediquemos completamente a adorar y alabar a Dios, por lo que debemos
dejar de trabajar por completo.
Debemos de tener presente lo que significa el sábado para el  
hombre, el cual es
un día bendito y santificado por Dios, es decir , dedicado al culto del Dios  
creador y por lo que al guardar este día, que es un monumento a la creación, reconocemos que  
Dios es nuestro CREADOR
, con lo que damos el primer paso para acercarnos a Dios, al  
reconocernos como seres creados por El.

El sábado, que es el séptimo o último día de la semana y en el que podemos y debemos de dar  
gracias a Dios por los cuidados recibidos durante la semana que esta concluyendo
, y lo  
demostramos acudiendo a las reuniones para alabar y adorar a Dios.
Será que de mes en mes y de sábado en sábado; ya hemos resaltado la importancia fundamental
que tiene el hecho de guardar el sábado, pero el texto nos dice que
no solamente se debe
adorar a Dios en el sábado, sino que también hay otras oportunidades dadas por Dios, en las  
cuales el Señor pide que sus hijos vengan a adorarle y que estas junto con el sábado vienen a  
ser
días de adoración a Dios.

En la lectura del texto encontramos, la conjunción Y, y esta nos enseña que lo uno esta atado a  
lo otro, como si fuera una sola serie en conjunto, esta
conjunción Y es asociativa, es decir, está  
juntando lo uno y lo otro
; y de ninguna manera nos da la opción de escoger entre las dos  
alternativas
porque el texto no dice, de mes en mes o de sábado en sábado, si estuviera dicho  
de esa manera, ahí sí nos daría la opción de escoger entre lo uno o lo otro, pero no esta escrito  
de esa manera; si por el contrario, esta diciendo que será de mes en mes y de sábado en  
sábado, es decir que
debemos de estar presentes delante del Seños en ambas oportunidades,
y no desmerecer a ninguna de ellas ni escoger una de ellas ya que
ambas y en conjunto son  
fechas en la que en hombre debe de acercarse a Dios para adorarlo de acuerdo a este  
requerimiento expreso del Señor.

Si solo
obedecemos a una parte de lo expresado en el texto, estamos obedeciendo a Dios solo  
en parte y no
de acuerdo a lo que El esta pidiendo a sus hijos, lo cual es, presentarse delante de  
El en ambas oportunidades, y
no simplemente escoger una de ellas porque de esa manera el  
Señor
no lo está solicitando a sus hijos.

Será de mes en mes; se dirá con justa razón; que se pueden hacer reuniones en cualquier día  
del mes, porque aquí no nos da un día específico del mes, pero esto se puede comprender
mejor leyendo
otras versiones bíblicas como la de Dios habla hoy en donde dice lo siguiente:
“y cada mes en el día de la luna nueva y cada semana en el sábado, todos los hombres vendrán  
a postrarse delante de mi. Yo, el Señor lo he dicho”
la Biblia de Jerusalén dice “así pues, de luna  
en luna nueva, y de sábado en sábado, vendrá todo el mundo a postrarse delante mi dijo  
Yahveh”
la versión española dice “y sucederá que cada mes en novilunio y cada sábado de la  
semana, vendrá todo viviente a postrarse ante mi, afirma en Señor”

Aquí tenemos la respuesta a nuestra inquietud, y se nos presenta en forma clara y definida, en  
que fecha del mes se deben de reunir los hijos de Dios que quieren obedecer al Señor, y nos  
dice que estas reuniones deben de ser
en el día de la luna nueva o en el novilunio, que viene a  
ser lo mismo, expresados en diferentes términos.

Por el hecho, que Dios requiere de nosotros
que nos presentemos delante de El en la luna  
nueva,
no se crea en modo alguno, que es con el propósito de adorar a nuestro satélite que es la  
luna
, nunca tal idea pase siquiera por nuestra mente, la adoración la rendimos exclusivamente a  
nuestro Dios.
Si nos dice en la luna nueva nos esta indicando, la fecha de esa reunión, vale decir, cuando la  
luna se encuentra en esa fase de su proceso natural; es decir, cuando recién está apareciendo  
en el firmamento.

Vemos, entonces, la importancia de estar presentes delante de Dios en el día de la luna nueva y  
es ese día, precisamente el que se encarga de decirnos que
es el comienzo o principio de un  
nuevo mes
, es decir,  el día de la luna nueva es primero de mes y se debe de venir a adorar a  
Dios en ese día o cada comienzo o principio de mes.

Comparemos lo que dice Números10: 10 “y en el día de vuestra alegría, y en vuestras  
solemnidades, y en los principios de vuestros meses...”
con lo que dice en 1ªde Crónicas 23: 31  
“para ofrecer holocaustos a Jehová los sábados, las lunas nuevas y solemnidades...” y 2ªCr.2: 4  
“he aquí yo tengo que edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, para consagrársela para  
ofrecer holocaustos, los sábados, nuevas lunas y festividades de Jehová nuestro Dios”
,

Si comparamos los textos en cuanto a fechas importantes tenemos:















En donde vemos que el día de vuestra alegría coincide con el sábado, las solemnidades son las  
festividades de Jehová; de las que nos ocuparemos en otra oportunidad, y luego tenemos que  
los principios de mes coinciden con las lunas nuevas; de donde podemos afirmar que
cuando  
hablamos de la luna nueva, hablamos del comienzo o principio de un nuevo mes.
Y es de este modo, en que Dios, manda contar el comienzo o principio de mes, mediante la luna  
nueva y es en esa fecha que también ordena el Señor que se venga delante de El para adorarlo.

¿Adora usted a Dios en el principio de un nuevo mes?

Decíamos que mediante el sábado reconocemos que Dios es nuestro Creador y que al reunirnos  
en el último día de la semana debemos agradecerle a nuestro buen Dios por los favores y  
bendiciones recibidas durante la semana que concluye
. Se nos ordena también que en cada  
primero de mes debemos de reunirnos y será para agradecerle, en esa oportunidad por los  
favores recibidos a lo largo de mes que concluye y a la misma vez pedirle que nos prodigue los  
mismos cuidados y bendiciones para el mes que está comenzando es por este motivo que
guardando
cada primero de mes reconocemos que Dios es el SUSTENTADOR de nuestra vida.
Deuteronomio8: 3 “y te afligió y te hizo tener hambre y te sustentó con maná... para hacerte
saber que el hombre no vivirá de solo pan, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá
el hombre”
y verdaderamente este debe de ser el sentimiento de todo ser humano, el de anhelar
el ser
alimentado constantemente por la palabra de Dios, y no solo eso, sino seguir y obedecer  
lo que su palabra dice y enseña.

¿ Hay alguna diferencia entre el primero de mes y el sábado?.

En principio los dos son días de adoración a Dios, Ezequiel 46:1 “Así a dicho el Señor Jehová:
La puerta del atrio de adentro que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo, y el día  
del sábado se abrirá, se abrirá también el día de la nueva luna”, y el
verso 3 dice: “Así mismo  
adorará el pueblo de la tierra delante de Jehová, a la entrada de la puerta, en los sábados y en  
las nuevas lunas”.  Lo cual nos reafirma, en que ambos son días de adoración obligatoria para
los hijos de Dios.
La diferencia radica que
mientras en el día de nueva luna no se nos prohíbe laborar o trabajar , en
cuanto a la observancia del sábado sí se nos hace esa prohibición expresa.
El sábado es un día  
de guardar y dedicado íntegramente a la adoración y alabanza al Creador, en la que no hay  
disposición de tiempo para otras actividades; pero
en el día de nueva luna, una vez cumplida la  
adoración a Dios se podía participar de agasajos personales o grupales
, como lo podemos  
observar en
1°de Samuel 20: 5 el cual dice: “... he aquí que mañana será nueva luna, y yo  
acostumbro  sentarme con el rey a comer...”.

La nueva luna o primero de mes no es día de reposo, como si lo es el sábado.

En el libro de Salmos 81:3-4 se lee los siguiente: “ Tocad la trompeta en la Nueva Luna, en el día  
señalado, en el día de nuestra solemnidad. Por que estatuto es de Israel y ordenanza del Dios de  
Jacob”
o lo que se lee en la versión Reina Valera “ Tocad las trompetas en el novilunio; en el  
gran día de vuestra solemnidad”
, ya se ha mencionado, lo registrado en Num. 10:10, en donde se
nos dice:
“Las trompetas serán tocadas en el días de vuestra alegría y en vuestras solemnidades  
y en los principios de vuestros meses” .

En ambos textos se nos menciona que se deben de tocar trompetas en las solemnidades. En  
Números
se nos dice que se toque trompetas en el principio de vuestros meses y en Salmos se  
nos dice que se toquen en el novilunio, en el día señalado, lo cual nos conlleva a preguntarnos  
¿Qué día? Y también se nos dice en el día de vuestra solemnidad ¿Qué solemnidad?.
Debe de haber alguna solemnidad del Señor que coincida con nueva luna o novilunio. Al  
contemplar las solemnidades que el Señor ha dado para ser guardadas, cuya relación la  
encontramos en
capitulo 23 del libro de Levítico y en forma particular en el verso 24 se nos dice:
“Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, al primero de mes tendréis sábado,  una
conmemoración al son de trompetas y una santa convocación.”

Esta solemnidad de Trompetas es la única solemnidad que cae en nueva luna o novilunio, la  
misma que da comienzo a un nuevo mes
, como dice el texto, en el mes séptimo, al primero del  
mes, es decir, el primer día del mes. Por lo que nuevamente se  demuestra que
el primero de  
mes comienza con la nueva luna.
Es de notar, que este primero de mes, el del mes séptimo, es el único que es sábado o día de  
guardar por ser una solemnidad del Señor.

Para concluir podemos decir, que la invocación del Señor a sus hijos es que vengan a adorarlo
en: “el comienzo de cada mes que es en la luna nueva, y en cada sábado” y que mediante ellos
reconocemos de que Dios es nuestro Sustentador y nuestro Creador.

Que Dios Todopoderoso os colme de sus ricas bendiciones.

                                                                             AMEN
Nm10: 10
1ªCr.23: 31
2ª Cr.2: 4
Día de vuestra
alegría
Sábados
Sábados
Vuestras
Solemnidades
Solemnidades
Festividades de
Jehová
Principios
de mes
Nueva luna
Nueva Luna