MELQUISEDEC
Versos Introductorios:

He.5:6 “Como dice en otro lugar: Tú eres sacerdote eternamente, según el orden de Melquisedec”
10 Nombrado de Dios pontífice según el orden de Melquisedec.
11 Del cual tenemos mucho que decir, y dificultoso de declarar, por cuanto sois flacos para oír.

La primera vez que se nos presenta a este personaje lo vemos en un relato en el libro de:

Gn.14:17 “Y salio el rey de Sodoma a recibirlo… al valle de Shave, que es el valle del Rey”.

Geográficamente esta ubicado al este de Jerusalén al pie del monte de los olivos.

18 “Entonces Melquisedec, rey de Salem, saco pan y vino; el cual era sacerdote del Dios alto”.

Este personaje ejercía ambas funciones, de ser rey y a la misma vez sacerdote.

Gn. 12:1 “Empero Jehová había dicho a Abram: vete de tu tierra y tu parentela y de la casa de tu padre
a la tierra que te mostrare”.
13:7  “… y el Cananeo y el Pherezeo habitaban entonces en la tierra”.
Jue.1:21 “Mas al Jebuseo que habitaba en Jerusalén, los hijos de Benjamín no los pudieron  
desarraigar; antes quedó el Jebuseo en Jerusalén con los hijos de Benjamin, hasta hoy”.
1 Cr.11: 4-8 “Entonces fué David con toda Israel a Jerusalén y ahí estaba el Jebuseo, habitador de  
aquella tierra… Mas David tomó la fortaleza de Sión, que es la ciudad de David… Y edificó la ciudad  
alrededor, desde Millo hasta la cerca...”.

La figura de este rey de Salem, Melquisedec, salva siempre la realidad histórica de su existencia y  
queda envuelta en el misterio.

¿Quién era Melquisedec? El nombre en su etimología significa “Mi rey es justo”. El presentarse en la
historia como un personaje fugaz y que no deja más huella de sí, ha dejado la puerta abierta para
hacer muchas conjeturas sobre su persona.
La realidad es que verdaderamente existió como tal.

Gn.14: 19 “Y le bendijo y dijo: bendito sea Abram del Dios alto poseedor de los cielos y de la tierra”.

Aquí Melquisedec esta reconociendo de que Abram es una persona muy cercana a Dios y que aún le  
pertenece a ÉL y por eso es que le da la bendición.
Transmite la idea de que conocía a Abram como  
una persona escogida de Dios.

20 “Bendito sea el Dios alto, que entrego tus enemigos en tu mano y le dio Abram los diezmos de  
todo”.

De la misma manera Abram parece reconocer en esta persona la importancia de su cargo y lo  
reconoce como sacerdote y por ello le entrega los diezmos de todo.

He.7: 1 “Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, el cual salio a recibir a  
Abraham que volvía de la derrota de los reyes y le bendijo… primeramente Él se interpreta
Rey de  
justicia
y luego también Rey de Salem que es Rey de paz
3Sin padre, sin madre, sin linaje, que ni tiene principio de días ni fin de vida, mas hecho semejante al
hijo de Dios
permanece sacerdote  para siempre”.

Los orígenes de este personaje no se conocen, por eso nos dice que no tiene padre ni tampoco linaje.
Aquí hay una diferencia con Jesús, ya que
Jesús si tiene un padre que es el mismo Dios,

He.1: 5  “Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi hijo eres tú, hoy yo te he engendrado?”.

La expresión “mas hecho semejante al hijo de Dios, nos esta indicando que es una criatura celestial  
creada por
Dios, en algún momento de la eternidad, pero después que el Hijo ya que este es el  
Primogénito de toda la creación. La semejanza con el Hijo es que tiene algunas características o  
cualidades semejantes por lo que
el Hijo sirvió de prototipo para su creación dentro de esas  
semejanzas podríamos anotar,
la justicia y la paz.
Permanece sacerdote para siempre: fue creado con el propósito de que fuera sacerdote para siempre  
y sólo tiene esa investidura ministerial,
no llega a ser pontífice y en esto difiere con Cristo, ya que
Él si lo es.

He.7: 4 “Mirad cuán grande fué éste, al cual aun Abraham el patriarca dió diezmos de los despojos”.

Melquisedec es un personaje real y verdadero y Dios lo presenta de este modo misterioso, como tipo
de
Cristo, en cuanto a sacerdote.

11 “… ¿Qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote según el orden de Melquisedec,
y que no fuese llamado según el orden de Aarón?”.

Melquisedec, instauró un orden sacerdotal diferente al que ejercía funciones en el santuario terrenal  
los cuales venían de la tribu de Leví y solo en línea directa de Aarón.
La orden de Melquisedec es
más antigua aún, que la orden Aarónica, ya estaba prevista por el
Creador antes de que existiera  
sacerdocio terrenal alguno.
Así como Aarón, que era sacerdote dio origen al orden Aarónico de la misma manera Melquisedec
que era y es sacerdote dio origen a la orden que lleva su nombre.

13 “Porque aquel del cual esto se dice, de otra tribu es, de la cual nadie asistió al altar”.
14 “Porque notorio es que el Señor nuestro nació de la tribu de Judá, sobre cuya tribu nada habló  
Moisés tocante al sacerdocio”.

En este momento ya se esta introduciendo, la idea de que Jesús habiendo tomado la naturaleza  
humana y haber nacido de la parentela de la tribu de Judá, no tendría acceso alguno de ejercer el  
cargo de sacerdote, porque según la ley, solo los descendientes en línea directa de Aarón son los
que ejercen ese cargo.
Para que Jesús acceda al sacerdocio, no siendo de la tribu de Leví ni menos descendiente de Aarón,  
se hace necesario que lo haga bajo
otra orden ministerial la cual ya estaba preestablecida y ordenada  
por el Creador.

15 “Y aun más manifiesto es, si a semejanza de Melquisedec se levanta otro sacerdote”.

Dice que debe de ser a semejanza de Melquisedec, y la semejanza en este caso es sólo por el cargo
de sacerdote
ya que Melquisedec ejerce esa función.

17 “Pues se da testimonio de Él: eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec”.

Otra diferencia con el sacerdocio Aarónico es lo referente a su nombramiento, lo cual se ve en:

He.5: 4 “Ni nadie toma para sí la honra, sino el que es llamado de Dios, como Aarón”.
He.7: 21 “Porque los otros cierto sin juramento fueron hecho sacerdotes; mas éste, con juramento
por
ÉL que le dijo: Juró el Señor, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote eternamente según el orden  
de Melquisedec”.

Mientras uno es llamado, sacerdocio Aarónico, el otro es por medio de un juramento.
La función de sacerdote que ejerce Jesús queda bien definida con lo que nos menciona el verso:

25 “Por lo cual puede también salvar eternamente a los que por Él se allegan a Dios, viviendo siempre
para interceder por ellos”.
26 “Porque tal pontífice nos convenía: santo, inocente, limpio, apartado de los pecadores, y hecho  
más sublime que los cielos”.

Jesús además de ser sacerdote, llega a ser también nuestro “Pontífice”, función que ejercerá en su  
debida oportunidad
, pero desde ya, esta preparado el camino para ejercer también esa función  
cuando la ocasión así lo amerite.

He. 8:1 “Así que, la suma acerca de lo dicho es: Tenemos tal pontífice que se sentó a la diestra del  
trono de la
Majestad en los cielos”.

Comienza el capítulo reafirmando que “Cristo es el Pontífice”, el mismo que actuará a favor de todos  
los hombres
y en su momento determinado, por eso dice “tenemos” lo cual nos da a entender de que  
la previsión para ese ministerio ya esta preestablecido.
Ciertamente Él está sentado a la diestra de su Padre, segun:

Sal.110: 1Jehová dijo a mi Señor: siéntate a mi diestra, en tanto que pongo tus enemigos por
estrado de tus pies”.
Col.3: 1 “Si habéis pues resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado
a la diestra de
Dios”.
He.8: 2 “Ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que el Señor asentó, y no hombre”.

Este pontífice ejercerá su ministerio no en un santuario terrenal, sino que va a oficiar en aquel  
verdadero tabernáculo que el
Señor asentó y no hombre. El santuario que sirvió de modelo para que
en la tierra se haga una
replica de él, que fue el modelo y que se le mostró a Moisés, y que se le dijo:

5 “…Mira, dice, has todas las cosas conforme al dechado que te ha sido mostrado en el monte”.

Moisés no debía agregar ni quitar nada de su propia voluntad o imaginación, debía de hacerlo en la  
misma forma en que se le había mostrado
, no solo sus compartimientos.

Ex. 26:30 “Y alzarás el tabernáculo conforme a su traza que te fué mostrado en el monte.”, sino que  
también debería de hacerlo con los utensilios que había en ellos.
Ex. 27:8, Nm. 8:4  “Y esta era la hechura del candelero, de oro labrado a martillo; desde su pie hasta  
sus flores era labrado a martillo; conforme al modelo que
Jehová mostró a Moisés, así hizo el  
candelero”.

Todo esto tenía un propósito divino, Dios no hace las cosas al azar por el contrario las hace de una  
manera que pueda
servir de enseñanza y en beneficio del ser humano, por eso nos dice en:

He.8: 5 “Los cuales sirven de bosquejo y sombra de las cosas celestiales...”.

Nos indica que el santuario terrenal, es solo un prototipo del santuario celestial y lo que nos enseña el
santuario terrenal sirven para enseñarnos cosas celestiales.
El santuario terrenal, servia para ofrecer a Dios diferentes sacrificios: sean estas por faltas cometidas,
agradecimientos o entera dedicación a Dios.
Era el lugar en donde se ofrecía a Dios la adoración y el  
culto a
su nombre. También era el lugar en donde Él habitaba.

Ex.25: 8 “Y hacerme, han un santuario, y yo habitare en medio de ellos”.

Al hacer un santuario y con la finalidad que Dios estableció, se hace necesario que haya hombres
especiales que hagan el trabajo en ese lugar dedicado a
Dios y a estos hombres Dios se encarga de
llamarlos para su servicio exclusivo.

Ex.28: 1 “Y Tú allégate a ti a Aarón tu hermano, y a sus hijos consigo, de entre los hijos de Israel, para
que sean mis sacerdotes…”.

Si en el cielo hay un santuario, en ella no se van a ofrecer sacrificios, porque no es necesario, pero si
es el
centro de adoración y de culto que se rinde al Todopoderoso y esto de una manera constante.
Habiendo un santuario celestial, se hace necesario, que existan seres celestiales que dirijan el culto
de adoración
, y si esto es así debe de existir un sacerdote o una clase sacerdotal que se ocupe de
ello.
Y por lo que se estudió anteriormente hay un Melquisedec que es Sacerdote del Dios altísimo.
Nuestro
“Pontífice”, que es Jesús, oficiará con esa investidura, cuando llegue la oportunidad de
hacerlo y lo hará ejerciendo esa función ministerial
bajo la orden de Melquisedec.

He.8: 6 “Mas ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, el cual  
ha sido formado sobre mejores promesas”.

Mas ahora, la época pasada del santuario terrenal ya es historia, y nos ha servido como bosquejo y
sombra de las cosas celestiales,
el ministerio que Jesús ejerce es muy superior al de los Levitas en
todas sus formas.
Jesús en la actualidad, ejerce la función de “Mediador”, que corresponde a la labor de un sacerdote,
porque esa es en esencia la labor sacerdotal,
“ser intermediario e interceder” ante Dios a favor del
Hombre.

1 Ti.2: 5 “Pues, hay un solo Dios, y un sólo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.

Para concluir en lo referente al sacerdocio, a los salvados se les da la promesa de ser sacerdotes de
Dios.

1 P.2: 9 “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido por Dios,  
para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.
Ap.1: 6 “Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a Él sea gloria e imperio para  
siempre jamás. Amén.
Ap.20: 6 “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no  
tiene potestad en éstos; antes serán sacerdotes de
Dios y de Cristo y reinarán con Él mil años”.

Si esto es así, ¿Bajo que ministerio oficiarán los que lleguen a ser sacerdotes de Dios y de Cristo?

                                                 Jehová te bendiga, y te guarde;
                                            Haga resplandecer Jehová su rostro
                                              sobre ti, y haya de ti misericordia;
                                    Jehová alce á ti su rostro, y ponga en ti paz.
                                                              Nm. 6: 24 - 26

A.I.E.N.P. /  Ministro I. Moisés Lázaro M.